Situado en pleno Parque Pumalín en la Región de los Ríos, está ubicado entre los Fiordos Comau y Reñihué.

Casi 25 años se ha trabajado en la recuperación de la zona, donde había un déficit en la calidad del suelo, debido principalmente el sobrepastoreo que degradó los prados y salmonicultura industrial que abusó de las aguas de los ríos cercanos.

Después de años de restauración, el Fundo Pillán se transformó en un lugar sano y productivo, donde se crían rebaños de ovejas y ganado pero de manera sustentable, acorde con la capacidad de la zona.

Más del 80% corresponde a flora y fauna nativa. La infraestructura se ha desarrollado con materiales reciclados, actualmente se organizan visitas educativas y corporativas para rescatar la importancia del bosque nativo, se suman actividades como: kayak, pesca con mosca, ciclismo de montaña, cabalgatas y trekking.